Este blog tiene como objeto exponer series de fotografías agrupadas por temas que subí en su día en la red y que, desafortunadamente, ya no se pueden recuperar. A ellas se añadirán otras que completarán las series así como series de nueva temática. Confío que sea un atractivo blog complementario de Fotos Antiguas .

miércoles, 17 de junio de 2009

París por Atget (III).


Coche tirado por cabras. Jardín de Luxemburgo.
Autor: Eugène Atget.
1898.

Vendedor de helado en la calle Rennes.
Autor: Eugène Atget.
1898.

Reparando el colchón en Les Quais.
Autor: Eugène Atget.
1898.

Obreros de mudanzas.
Autor: Eugène Atget.
Hacia 1900.

8 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Parece mentira que las cabras pudieran tirar del carro, aunque solo llevara a la niña por ocupante. Parece mucho esfuerzo para ellas!
Y el carrito del helado encantador. Me gustaria probar uno de aquellos helados de entonces, verdaderamente artesanos. Seguro que eran otra cosa.

Bisous

isthar dijo...

Extraordinarias fotos. felicidades Un abrazo Isthar

Enrique dijo...

A mí también me gustaría probar uno de esos helados.
Aunque no sé por qué me temo que sería hielo con esencias, leche y poco más.

Enrique dijo...

Gracias siempre por tus visitas, Isthar.
Abrazos.

isthar dijo...

Me encantan éstas fotos, no se si será mi signo Cancer, que todo lo antiguo me fascina, y Francia es mi debilidad. Viví dos años allí y siempre extrañé.Te digo que me emociona todo lo que de refiera a ese país maravilloso.
Un abrazo Isthar

carmencmbejar dijo...

Qué curiosas las cabras tirando de un carruaje. Lo menos romántico que me esperaría (bueno peor es que tirasen unos cerdos, pero en fin...)

Y la del colchón me imagino que estaría bareando la borra, metiéndole más para rellenar y cosiendo. Y en la calle. Bueno, es que antiguamente la gente se pasaba todo el día en la calle. Mejor eso que estar en los cuchitriles en que vivían.

Besos

Enrique dijo...

Sí que son curiosas las cabricas tirando del carrico.
Y lo de los colchones, hasta hace bien poco aún se reparaban y rellenaban entodos los pueblos de España.

Buenas noches.

Rukia dijo...

La foto del vendedor de helados es sencillamene genial, da una sensación de calma y tranquilidad que no parecía existir en la época, pero claro, a veces nos creemos que sólo existen las guerras y los problemas.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin